retrato_170

Maite Urcelay

El bamboleo de un ventilador y las cabezas al compás acompañando el ritmo. La quietud y el delicioso sabor de boca que deja una buena conversación en una tarde de verano. Trabajar con cuidado y dedicación, con tacto, como probando con los dedos una receta de repostería para asegurarse un resultado único. Los minutos pasan rápido cuando disfrutas de pequeños placeres, pero las risas y las notas de jazz de un saxofón conforman el barniz que fija en la memoria cualquier cosa. Con esa dedicación y esmero se saca lo mejor de cada uno, así es imposible fallar. Y en eso coincidimos sin duda Iván y Nokton Magazine.

http://noktonmagazine.com/
http://www.linkedin.com/profile/view?id=118001707&trk=tab_pro

  • 2013