Luis_M_Ríos_web

Luis Miguel Ríos

“Estás hecho un Luismi”. Eso fue lo que me dijo una vecina del pueblo en el que me crié un día que me la encontré por la calle. Ella no era capaz de encontrar un adjetivo que me describiera y convirtió mi nombre en adjetivo. Y yo lo acepté.
Estar hecho un Luismi, para mí, implica ser manchego de nacimiento, huérfano de joven, doble filólogo, doble Erasmus, viajero empedernido, animador turístico y santificador de fiestas, invitado a bodas, el tío guay de la familia, el amigo divertido, el monitor, actor, profesor, escritor, dramaturgo, director… Pero sobre todo consiste en no perder la sonrisa.

  • 2015